¡CUÁN PRECIOSO ES JESÚS!                        

                                           

                                           ¡Cuán Precioso es Jesús!

                                           Mis pecados Él lavó con su sangre.

                                           Cada día camino en la verdad;

                                           Cantando Su gran amor siempre.

                                           La bondad de Dios llena mi vida,

                                           ¡Jesús pone su gozo en mi corazón!

 

                                           ¡Cuán Precioso es Jesús!

                                           De mis cadenas Él me hizo libre.

                                           En mis debilidades, veo Su luz;

                                           Hay consuelo en Su Palabra santa.

                                           La paz del cielo me guarda hoy,

                                           ¡Estoy segura en los brazos del Señor

 

                                          ¡Aleluya! El amor de Dios me satisface,

                                          Fiel es Jesús por sus hijos amados.

 

                             Kumalawaty Sunda   (Yakarta- Indonesia)

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 669 018 797

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

  Saludables resultados de la creencia                          en la inmortalidad.

¡Qué fuente de satisfacción en esta vida la seguridad de la vida futura! El santo que está casi exhausto, cargado con el peso de los cuidados presentes con toda su responsabilidad, puede alzar la mirada y contemplar con gozo el feliz hogar. ¡Qué sentimiento de consuelo no proporciona la inmortalidad al enfermo, al perseguido, al menospreciado y al anciano! Sus corazo-nes pueden palpitar de gozo al prever la hora gloriosa en la que entrarán en la vida feliz "donde no hay llanto, ni dolor, ni congojas" (Apoc. 21:4).

                              (Loraine Boettner)

             Avivamiento según Dios

"Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los  tiempos" (Habacuc 3:2)

 

La mayoría de la gente cree que el avivamiento es un tiempo de crecimiento fenomenal en el número de asistentes a las iglesias. De hecho, algunos lo definirían así: un tiempo en que las multitudes llenan las iglesias para oír el Evangelio, un incremento repentino y sorprendente en el número de miembros de la Iglesia y en la asistencia al culto como resultado de  numerosas conversiones. Debe resultar claro a estas alturas que esto no es lo más significativo en el avivamiento. El avivamiento no es la conversión de miles de incrédulos, sino el despertar de la Iglesia, haciendo de él algo vivo y santo de nuevo. 

Las multitudes y las conversiones son el resultado, y no debemos perder de vista este orden  esencial. Aun si la conversión de los pecadores llega de mano del avivamiento, el propósito de Dios es primeramente despertar a  su  propio pueblo. Si  oramos pidiendo un avivamiento solo `porque queremos ver muchas conversiones y las iglesias llenas, es que no lo hemos entendido. Solo podemos orar por un avivamiento cuando reconozcamos nuestro estado actual como cristianos."

                             (Brian H. Edwards)             

             LA ORACIÓN CRISTIANA

"El alma humana en su sed espiritual sólo puede ser saciada hasta encontrarse plenamente con Dios. Es hasta cierto punto fácil iniciar una tarea; lo más difícil es terminarla. Hay quienes llegan a la meta, pero muchos se desvían en el camino y se pierden en una maraña de cosas de segunda importancia. Es para los que triunfan y llegan a descubrir en su comunión con lo eterno las fuentes inagotables de bendición espiritual el conocer secretos sencillos y efectivos para mantener viva esta llama.

 

La oración es para el cristiano lo que el alimento para el cuerpo. En ocasiones las almas se sienten desanimadas y por tanto necesitan alguna guía, sabios consejos de quienes han transitado el camino.  . .

 

La oración es la respiración del alma por la cual recibimos a Cristo en nuestro marchito y reseco corazón. . . Como el aire entra suavemente cuando respiramos y hace su trabajo normal en los pulmones, así Jesús entra apaciblemente en nuestro corazón y hace su benigna obra en él. "

                                     (  O. Hallesby )

      ¿Salvación sin nuevo nacimiento?

"Todos los que son salvos lo son porque han recibido la vida en un momento determinado entre la infancia y la vejez. . .

Fijaos en la diferencia que existe entre el que es cristiano sólo de nombre y el que lo es de hecho y en verdad. La diferencia no estriba en que el primero es un poco peor que los que le rodean y el segundo un poco mejor; la diferencia consiste en que el uno está muerto y el otro vivo. . .

 

Tú, que has pasado de muerte a vida, tienes en verdad motivos de gratitud. Recuerda lo que eras por naturaleza,y piensa en lo que eres por gracia. . .Bendícele por su gracia, su gracia que te distingue. No te canses de decirle: ¿Quién soy yo, Señor, para que me trajeras hasta aquí? ¿Por qué yo? ¿Por qué has sido misericordioso para conmigo?"                (Juan C. Ryle)