AQUEL DÍA

 

                                         Cuando me llegue aquel día

                                         que mi corazón se pare,

                                         que mi alma de su cuerpo

                                         por un tiempo se separe,

                                         cuando el polvo vuelva al polvo

                                         y mi alma como un soplo

                                         vuele a tierras celestiales.



                                        Cuando me llegue aquel día

                                        que me vaya al cementerio,

                                        que mi cuerpo depositen

                                        entre el valle de los muertos.

                                        Cuando no corra más sangre

                                        y mis labios ya no canten

                                        cada uno de estos versos.



                                         Cuando me llegue aquel día,

                                         quedará solo un recuerdo

                                         de todo aquello que hice,

                                         sea malo o sea bueno.

                                         Me llorarán mis amigos,

                                         se aliviará el enemigo,

                                         habrá risas y lamentos.



                                         Cuando me llegue aquel día,

                                         quiero estar bien preparado

                                         y poder decirte:

                                 “La carrera he terminado”.

                                         Gozaré con ver tu gloria

                                         al recibir mi corona

                                         de manos del Rey amado.



                                         Cuando me llegue aquel día,

                                         en el que pierda el aliento,

                                         en que mi ser desfallezca

                                         y huya mi alma del cuerpo,

                                         me esperaré muy callado:

                                         aquel momento anhelado

                                         en que unas carne y huesos.



                                         Cuando me llegue aquel día,

                                         cuando llegue aquel momento,

                                         mi ser gritará bien fuerte

                                         para elevarte estos versos:

                                 “Recibe mi alma en tu gloria,

                                         alza mi cuerpo en victoria

                                         cuando vengas en tu reino”.



                                   Samuel Barceló

                                ______________________________  

 

                                        QUIERO

 

                             Quiero la inocencia de un niño
                             Tener vida Contigo
                             Correr con Tu mano
                             Quiero ser como un niño

                                                        .

                              Cubrirme en Tu manto

                              Soñar en Tus brazos
                              Crecer a Tu lado
                              Quiero ser como un niño

                                                        .

                              Como la primera vez
                              Acercándome
                              Como un niño corriendo
                              Como un niño a Tus pies

                                                        .

                              Si lloro me alegras
                              Como un niño cuando cae
                              Me levantas y abrazas

                                                        .

                              Quiero ser como un niño
                              Que me enseñes a luchar
                              Batallas ganar
                              Contigo llorar de felicidad

                                                         .

                              Quiero ser como un niño
                              Alzando mis brazos
                              Tomando Tu mano
                              Como un niño siguiendo Tus pasos

                                                         .

                              Llorando en Tu hombro
                              Pidiendo Tu amor
                              Quiero ser como un niño
                              Como un niño a Tus pies

                                                          .

                        Autor: Julio César Navarro Olivares

                        -------------------------------

 

 

                               Amor en plenitud

 

                                       Jesús, amigo tierno, grandes es

                                       mi angustia, Tú lo sabes bien,

                                       muchos mis dolores, mi temor también.

                                       Quiero siempre tu presencia cálida poder disfrutar,

                                        cuando a ti clamo con gran necesidad.

 

                                        Por eso hoy te escribo esta oración,

                                        por todas las tardes que me visitas

                                        y me traes tu paz, esas manos tiernas

                                        puedo yo sentir secando mis lágrimas y

                                        con tu dulce voz decir la Palabra

                                        y convertir en alabanza mi gemir.

 

                                        Me enseñas a cantar en el dolor,

                                        Y aunque muchas veces caigo en desesperación;

                                        me ayudas a recuperar la paz,

                                        A comprender que Tú guardas en paz

                                        a todos los que en ti confían.

 

                                        Hoy quiero agradecerte en esta oración,

                                        Decirte ¡te amo tierno Jesús!, claro manantial,

                                        luz matinal, amigo fiel, Amor en plenitud.

 

                                                      Mirta Berolo

                                                       (Argentina)

 

Anterior...1, 2                                                                           Siguiente...4, 5

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 669 018 797

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

          FRASES DE MATTHEW HENRY

"Desdichado es el pueblo cuyos enemi-gos son sus gobernantes" (Levit. 26:17)

                      ______________________

"Los que buscan la ruina de los escogidos de Dios solo preparan su propia ruina" (Salmo 62:3)

                       ______________________

"Los grandes méritos no protegen a los hombres de las mayores humillaciones y afrentas en este ingrato mundo"                                                          (Éxodo 32:1)

                     ______________________

"No sabemos lo que pedimos cuando pedimos la gloria de llevar la corona, y no pedimos la gracia para llevar la cruz en nuestro camino a ella "

                                           (Mateo 20:22)

                     _____________________

"Cristo murió para pagar nuestra deuda, y resucitó para obtener nuestra carta de pago".

                      _____________________

"El honor es como la sombra, que huye de aquellos que la persiguen y la agarran, pero sigue a los que huyen de ella" (Mateo 23:12)

                     ______________________

"Cuando están en el púlpito, predican tan bien que es una pena que salgan; pero, cuando están fuera del púlpito, viven tan mal que es una pena que entren de nuevo" (Mateo 23:3)

                      ______________________

"La aplicación es la vida de la predica-ción" (Mateo 21:42-43)

                      ______________________

"Nunca hemos de ser ahuyentados de nuestro deber por la malicia de nuestros enemigos, o por la falta de amabilidad de nuestros amigos" (Mateo 21:18) 

    (Recopiladas por Demetrio Cánovas)

     EL CAMBIO NO VIENE DEL HOMBRE

"Algunas personas  hacen de la buena vecindad una especie de religión.. Creen que si ponen el vino nuevo de la buena vecindad en el viejo odre todo irá bien para sus almas al final.

Considerad la necesidad de esto. Una persona no es cambiada, simplemente, por añadir a su vida ciertos buenos hechos, pero cuando haya hecho estas adiciones y sustracciones, ¿qué será? Será el mismo hombre viejo.

¿Por qué es así? Y ¿por qué se equivocan de este modo los hombres? Parece que es porque no comprenden la naturaleza del problema humano. Se cree comúnmente que los hombres están bajo la condena-ción de Dios a causa de sus pecados. Si un hombre miente, estafa, roba, blasfema el nombre de Dios, profana el día del Señor, pero llega a quitar estos pecados de su vida, tendrá la salvación de su alma. Pero el hombre no está bajo la condenación de Dios principalmente a causa de sus pecadosNo os sorprendáis: Lo está porque es pecador por naturaleza. Esto es, porque tiene una naturaleza separada de Dios, corrompida, depravada, y está en mala relación con Dios. Pablo lo explicó de esta manera: "Somos por naturaleza --dijo--hijos de ira". No venimos  a ser hijos de ira porque pecamos, sino que pecamos porque somos hijos de ira."   

(Tomado de "Dios no está muerto" ,

de Gordon H. Girod,)