En resumen, mi respuesta es como la que expongo a continuación.

 

Evidencia

     Creacionistas y evolucionistas, Cristianos y no Cristianos, todos tienen la misma evidencia: los mismos hechos. Piensa en esto: todos tenemos la misma Tierra, las mismas capas de fósiles, los mismos animales y plantas, las mismas estrellas; ¡tenemos la misma evidencia!

La diferencia está en la forma en que interpretamos los hechos. Y, ¿por qué interpretamos los hechos de forma diferente? Porque empezamos con diferentes presuposiciones (presuponer es suponer anticipadamente, según el diccionario de la R.A.E). Éstas son planteamientos tomados como verdad aún sin poderlas comprobar. Éstas entonces se vuelven las bases para otras conclusiones. Lo que hace que todo el razonamiento esté basado en presuposiciones (también llamados axiomas). Esto se convierte especialmente relevante cuando se trata de eventos pasados.

 

Pasado y presente

      Todos nosotros existimos en el presente, y los hechos existen en el presente. Cuando alguien intenta entender cómo apareció la evidencia (¿De dónde vinieron los animales? ¿Cómo se formaron las capas fósiles? etc. ), lo que en realidad está intentando hacer es conectar el pasado al presente.

Sin embargo, si no estuvimos en el pasado para observar los eventos, ¿cómo podemos saber lo que ocurrió para poder explicar el presente? Sería grandioso tener una máquina del tiempo para poder saber con seguridad acerca de los eventos pasados.

 

      Los Cristianos por supuesto dicen que ellos, en cierto modo, tienen una 'máquina del tiempo'. Ellos tienen un libro llamado Biblia que declara ser Palabra de Dios, quien siempre ha estado ahí, y quien nos ha revelado los eventos más importantes del pasado acerca de lo que necesitamos saber.

     

      Basándonos en estos eventos (Creación, Caída, Diluvio, Babel, etc.), tenemos un conjunto de presuposiciones para construir un modo de razonamiento que nos lleva a interpretar la evidencia del presente.

 

      Los evolucionistas tienen ciertas creencias acerca del pasado y presente que ellos presuponen, por ejemplo: No hay Dios (o al menos ninguno que desempeñe actos de creación especial), así que construyen una manera diferente de pensar para interpretar la evidencia del presente. En consecuencia, cuando Cristianos y no Cristianos discuten acerca de la evidencia, en realidad están discutiendo acerca de sus interpretaciones basadas en sus presuposiciones.

Por eso el debate comúnmente se vuelve algo como: "¿Qué no puedes ver de lo que estoy hablando?" "No, no puedo. ¿Y tú no puedes ver cuán equivocado estás?" "No, no estoy equivocado. Es obvio que estoy en lo correcto" "No, no es obvio." Y así continúa.

Estas dos personas están discutiendo acerca de la misma evidencia, pero están viendo la evidencia a través de un cristal diferente. No es hasta que estas dos personas reconozcan que la discusión realmente es sobre las presuposiciones con las que tienen que empezar, que ellos empezarán a ocuparse de las razones fundamentales de sus diferentes creencias. Una persona no interpretará la evidencia de manera diferente hasta que vea a través de otro cristal, lo que significa cambiar las presuposiciones de uno mismo.

 

      He visto que un Cristiano que entiende estas cosas puede ver a través de un cristal evolucionista (sin aceptar las presuposiciones como verdaderas) y entender cómo ven la evidencia. Sin embargo, por varias razones, incluyendo las espirituales, uno que no es Cristiano no puede ver a través del cristal Cristiano, a menos que reconozca la naturaleza presuposicional de la batalla y que cuestionara sus propias presuposiciones.

     

      Por supuesto que a veces es posible, que con tan sólo presentar "evidencias", puedes convencer a una persona de que un argumento científico, en particular de la creación, tiene sentido "en los hechos". Pero usualmente, si esa persona escucha después una interpretación diferente de la misma evidencia que parezca mejor que la tuya, esa persona se alejará de tu argumento, pensando que ha encontrado "hechos más contundentes".

     

      Sin embargo, si has ayudado a esa persona a entender este punto de las presuposiciones, entonces será más capaz para reconocer esto por lo que es, una interpretación diferente basada en presuposiciones diferentes; por ejemplo las creencias iniciales.

Como profesor, noté que cada vez que enseñaba a los estudiantes lo que creía que eran los "hechos" de la creación, posteriormente su otra maestra, re- interpretaba los hechos. Los estudiantes venían después conmigo diciendo, "Bueno, señor, lo tiene que intentar otra vez".

Sin embargo, cuando aprendí a enseñar a mis alumnos cómo interpretamos los hechos, y cómo las interpretaciones están basadas en nuestras presuposiciones, cuando la otra maestra intentaba reinterpretar los hechos, los estudiantes retarían las presuposiciones básicas de la maestra. Entonces, los estudiantes ya no venían a mí, sino iban ¡contra la otra maestra! Esta maestra estaba molesta conmigo porque los estudiantes no aceptaban su interpretación de la evidencia retando los principios fundamentales de su pensamiento.

Lo que sucedió es que aprendí a enseñar a los estudiantes cómo pensar en vez de qué pensar ¡Vaya diferencia para mi clase! Me alegra cuando me encuentro con algún estudiante décadas después y me dice cómo se convirtió en un Cristiano activo y sólido como resultado de la clase.

 

 

                                                                                          Siguiente...2