Términos de Debate

Si alguno acepta una discusión sin usar la Biblia, como cierta gente insiste, entonces ellos han determinado los términos del debate. En esencia esos términos son:

 

1. Los "Hechos" son neutrales. Sin embargo, no hay tales "hechos netos" o "hechos absolutos": todos los hechos son interpretados. Una vez que la Biblia es eliminada del argumento, entonces las presuposiciones Cristianas desaparecen, dejándolas inservibles para dar efectivamente una interpretación alterna a los hechos. Sus oponentes entonces, tienen el dominio mientras continúen teniendo sus presuposiciones.

 

2. La verdad puede/debe estar determinada independientemente de Dios. Sin embargo, la Biblia afirma: " El temor del Señor es el principio de la sabiduría"(Salmos 111:10;  Proverbios 1:7). "Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente" (1ªCorintios 2:14).

 

Un cristiano no puede divorciar la naturaleza espiritual de la batalla de la batalla misma. Uno que no es Cristiano no es 'neutral'. La Biblia es muy clara: "El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama" (Mateo 12:30); "Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas" (Juan 3:19).

El estar de acuerdo con tales términos del debate, implícitamente acepta las proposiciones de que el relato de la Biblia sobre la historia del universo es irrelevante para entender esa historia!

 

A final de cuentas, la Palabra de Dios es la que redarguye

1ª Pedro 3:15 y otros pasajes dicen claramente que debemos usar cada argumento que podamos para convencer a la gente de la verdad, y 2Cor. 10:4-5 dice que estamos para refutar errores (como Pablo en su ministerio con los Gentiles). No obstante, nunca debemos olvidar Hebreos 4:12: "Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón".

También Isaías 55:11: "Así será mi palabra que sale de mi boca; no regresará a mí vacía, sino que hará lo que yo quiero, y será prosperada en aquello para para que la envié".

 

Aún cuando nuestros argumentos humanos pueden ser poderosos, finalmente es la Palabra de Dios la que convence y conduce a la gente a la verdad. En todos nuestros argumentos, no debemos separar lo que decimos de la Palabra que redarguye.

Aplicación Práctica

Cuando alguien me dice que quiere pruebas o evidencias  "reales", no la Biblia, mi respuesta es así: "Tu puedes no creer en la Biblia, pero yo sí creo. Y creo que me da las bases correctas para  entender este universo e interpretar correctamente los hechos a mi alrededor . Voy a darte algunos ejemplos de cómo al construir mi pensamiento con base en la Biblia explica el origen del  mundo y no contradice a la ciencia. Por ejemplo: la Biblia establece que Dios hizo distintos tipos de animales y plantas. Déjame enseñarte que pasa cuando construyo mi pensamiento en esta presuposición. Voy a ilustrarte como procesos tales como la selección natural, el fluido genético, etc., pueden ser explicados o interpretados . Vas a ver como la ciencia de la genética tiene sentido basada en la Biblia."

 

Por supuesto uno puede hacer esto con numerosos ejemplos científicos, mostrando como el tema del pecado y el juicio, por ejemplo, es relevante para evidencia geológica y fósil. Y como la caída del hombre, con la subsecuente maldición en la creación, tiene sentido con la evidencia de mutaciones dolorosas, violencia y muerte.

Una vez que he explicado esto con detalle, continúo:

"Ahora déjame pedirte que defiendas tu posición concerniente a esta materia. Por favor, muéstrame cómo tu modo de pensar, basado en tus creencias, tiene sentido con la misma evidencia. Y quiero que me muestres dónde mi lógica y mi ciencia están equivocadas".

Debatiendo de esta manera, un Cristiano está:

1. Usando presuposiciones bíblicas para construir un modo de pensamiento para interpretar la evidencia.

2. Mostrando que la Biblia y la ciencia van de la mano. 1

3. Retando las presuposiciones de la otra persona (muchos no saben que las tienen).

4. Forzando al que debate, a defender lógicamente su posición consistente con la ciencia y sus propias presuposiciones (muchos notarán que no lo pueden hacer)

5. Honrando la Palabra de Dios que redarguye el alma.

Recuerda que no es bueno convencer a la gente a creer en la creación, sin guiarlos a creer y confiar en el Creador y Redentor, Cristo Jesús. Dios honra a aquellos que honran su Palabra. Tenemos que usar vías que honren a Dios para alcanzar a las personas con la verdad de lo que realmente es la vida.

 

Texto completo en: http://www.answersingenesis.org/sp/ articles/cm/v22/n1/creation-proof      

 

Anterior...1

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 669 018 797

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

                El canto congregacional

 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios"  (Hechos de los apóstoles 16:25).

 

"El día de la Reforma cantamos casi siempre el gran himno "Castillo fuerte en nuestro Dios". Este es probablemente el himno más querido de la Reforma. Y solamente es uno de entre muchos. Menos conocido es el hecho de que Juan Calvino también fue autor de por lo menos un himno, que todavía se canta hoy día, aunque no aparece en todos nuestros himnarios. Tenemos que hacer notar, como introducción, un hecho  interesante: que la Reforma restauró el canto congregacional.

¿Por qué decimos "restauró"? Porque el canto congregacional es tan antiguo como la iglesia. Los salmos dan testimonio de que la iglesia del Antiguo Testamento cantaba. La Iglesia del Nuevo Testamento era también una iglesia de cantores desde su mismo principio.

 

 (. . .) Lo más importante es que la Reforma produjo gente que podía cantar. Cantar significa algo más que poner un verso en música; el canto espiritual nace del corazón. Sólo el canto gozoso --el corazón que ha experimentado el gozo de la salvación-- es apto para cantar alabanzas a Dios".  (Texto: Gordon H. Girod/ Del libro "Dios no ha muerto"/Ilustración: Interior catedral protestante de san Pedro de Ginebra).

          Cuando la misericordia lucha                                    por la justicia

El que sigue la justicia y la misericor-dia hallará la vida, la justicia y la honra”     (Proverbios 21:21)

 

"El perdón, el verdadero perdón es el fruto de una lucha entre dos justicias, entre la justicia corta de los hombres y la justicia ancha y generosa de Dios.

Con frecuencia oponemos la misericordia a la justicia, como si el perdón no hiciera más que apartar a un lado las exigencias de la justicia. Esto es una visión falsa, que hace injusta a la misericordia y cree que en la justicia no hay piedad. La realidad es más compleja, más rica y más profunda. La misericordia quiere la justicia, y lleva su preocupación por ésta más allá de lo que nosotros mismos hacemos habitualmente.

 

A los ojos del misericordioso, la más grande miseria no es sufrir la injusticia, sino ser un hombre injusto, que comete la injusticia y acaba por amarla. Por encima de los actos que se suponen injustos, el misericordioso considera a la persona capaz siempre, si no por sí misma al menos por la gracia de Dios, de volver a la justicia, y sigue amándola a pesar de sus equivocaciones. Para él, la conversión del corazón a la justicia tiene mayor precio que todos los perjuicios exteriores que haya podido sufrir, y así es su misericordia: volver las armas y los actos de la injusticia contra la misma para vencerla en el corazón de los demás y en su propio corazón."                                          (Servais Pinckaers)