2. Ellen G. White enseñó como inspirados por Dios conceptos científicos disparatados e, incluso, gravemente inmorales:

-Afirmó que algunas razas humanas eran fruto de las relaciones sexuales entre animales y hombres (Spiritual Gifts, vol.3, pp.64 y 75; The visiones of Mrs. E.G.White, p.103).

-Afirmó que el profeta Enoc habitaba en Júpiter o Saturno junto con otros seres (Early Writings, pp.39-40).

-Afirmó que tenemos órganos animales en el cerebro, y que el utilizarpeluca provocaba la dida de la salud mental (The Health Reformer, 1 octubre 1871; Second Advent Review and Sabbath and Herald, 17 octubre 1871).

3. Ellen G. White enseñó como inspiradas por Dios afirmaciones que se contradicen con las Escrituras:

-Afirmó que la torre de Babel fue construida antes del Diluvio (Spiritual Gifts,vol. 3,pp.43-48, edición de 1864) en contra de Génesis 11).

-Afirmó que Dios había enviado a un ángel para conversar con Caín (Spiritual Gifts, vol.3, pp.48- 49) en contra de Génesis 4:6-7).

-Afirmó que el sello de Dios es el sábado (Testimoniesfor the Church, vol.8,p.117; The Great Controversy,p. 640) en lugar del Espíritu Santo (Efesios 1:13-14; 4:30; 2ª Corintios 1:21-22).

-Afirmó que la expiación realizada por Cristo no fue concluida en la cruz (The Great Controversy, pp.422 y 623; Testimonies for the Church, vol. I,p.58) en contra de lo señalado en la Biblia(Hebreos 9:26; 10:12; Juan 19:30).

-Afirmó que Satanás llevará los pecados de los redimidos (The Great Controversy,pp.422 y 485;Testimonies for the Church, vol.5,p.475) en contra de la Escritura que señala que fue Cristo (1ª Pedro 2:24; Juan 1:29).

-Afirmó que podemos lograr con nuestro esfuerzo la impecabilidad absoluta (Seventh-day Bible Commentary, vol. 6, p. 1.118) en contra de lo establecido en la Escritura (1ª Juan 1:8-10).

-Afirmó que Cristo sólo intercede ante Dios por los que son adventistas (Early Writings, p. 261) en contra de lo establecido en la Escritura (Juan 17:20; 1ª Juan 4:7; 5:1: etc.).

-Afirmó que la salvación derivaba de las buenas obras y no de la gracia de Dios (The Great Controversy, pp.480-482; Selected Messages,bk. 1,p.377; Idem,bk. 3,p.147) en contra de la Escritura (Romanos 3:24 y 28; Efesios 2:8-9; Tito 3:5-7).

-Afirmó que la sangre de Cristo no cancela el pecado (Patriarch and Prophets, p.357) en contra de lo establecido en la Escritura (Efesios 1:7; 1ª Juan 1:7; Romanos 5:9).

-Afirmó que hasta el 22 de octubre de 1844 Jesús no ascendió a la diestra de Dios (The Great Controversy, p.480) en contra de lo establecido en la Biblia (Hebreos 1:3 y 13; 10:11-12; Apocalipsis 3:21: Hechos 7:55-56).

4. Ellen G. White formuló enseñanzas contradictorias pretendiendo que habían sido inspiradas por Dios:

-Dios ofreció a Adán perdonarle (The Great Controversy, pp.495-496).

-Adán fue coronado rey (SDA Bible Commentary, vol.7a, p. 1082).

-Adán guardó el sábado (Spiritual Gifts, vol. 3, p. 52).

5. Los escritos que Ellen G. White presentó como inspirados fueron, en buena medida, plagios y esta realidad es conocida -y ocultada- por algunos de los dirigentes adventistas...La represión ejercida por las autoridades adventistas sobre aquellos que han osado sacar a la luz la verdad sobre la profetisa White -hasta la fecha el número de pastores sancionados supera el centenar- pone de manifiesto hasta qué punto el Adventismo del Séptimo Día es una secta.

 

 

(En la dirección web de abajo podrán leer el artículo completo) 

http://www.scribd.com/doc/2403498/Errores-en-la-Doctrina-Adventista

 

  Anterior...1

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 669 018 797

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

                El canto congregacional

 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios"  (Hechos de los apóstoles 16:25).

 

"El día de la Reforma cantamos casi siempre el gran himno "Castillo fuerte en nuestro Dios". Este es probablemente el himno más querido de la Reforma. Y solamente es uno de entre muchos. Menos conocido es el hecho de que Juan Calvino también fue autor de por lo menos un himno, que todavía se canta hoy día, aunque no aparece en todos nuestros himnarios. Tenemos que hacer notar, como introducción, un hecho  interesante: que la Reforma restauró el canto congregacional.

¿Por qué decimos "restauró"? Porque el canto congregacional es tan antiguo como la iglesia. Los salmos dan testimonio de que la iglesia del Antiguo Testamento cantaba. La Iglesia del Nuevo Testamento era también una iglesia de cantores desde su mismo principio.

 

 (. . .) Lo más importante es que la Reforma produjo gente que podía cantar. Cantar significa algo más que poner un verso en música; el canto espiritual nace del corazón. Sólo el canto gozoso --el corazón que ha experimentado el gozo de la salvación-- es apto para cantar alabanzas a Dios".  (Texto: Gordon H. Girod/ Del libro "Dios no ha muerto"/Ilustración: Interior catedral protestante de san Pedro de Ginebra).

          Cuando la misericordia lucha                                    por la justicia

El que sigue la justicia y la misericor-dia hallará la vida, la justicia y la honra”     (Proverbios 21:21)

 

"El perdón, el verdadero perdón es el fruto de una lucha entre dos justicias, entre la justicia corta de los hombres y la justicia ancha y generosa de Dios.

Con frecuencia oponemos la misericordia a la justicia, como si el perdón no hiciera más que apartar a un lado las exigencias de la justicia. Esto es una visión falsa, que hace injusta a la misericordia y cree que en la justicia no hay piedad. La realidad es más compleja, más rica y más profunda. La misericordia quiere la justicia, y lleva su preocupación por ésta más allá de lo que nosotros mismos hacemos habitualmente.

 

A los ojos del misericordioso, la más grande miseria no es sufrir la injusticia, sino ser un hombre injusto, que comete la injusticia y acaba por amarla. Por encima de los actos que se suponen injustos, el misericordioso considera a la persona capaz siempre, si no por sí misma al menos por la gracia de Dios, de volver a la justicia, y sigue amándola a pesar de sus equivocaciones. Para él, la conversión del corazón a la justicia tiene mayor precio que todos los perjuicios exteriores que haya podido sufrir, y así es su misericordia: volver las armas y los actos de la injusticia contra la misma para vencerla en el corazón de los demás y en su propio corazón."                                          (Servais Pinckaers)