1. Datos identificativos.

     En cumplimiento con el deber de información general que, recogido en el artículo 10 de la Ley 34/2002,de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, deben ofrecer a los prestadores de servicios de la Sociedad de Información, a continuación se reflejan los siguientes datos: La entidad titular de este website es COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO, con C.I.F. Q 1100H, y dirección en calle Espíritu Santo núm. 6 de Jerez de la Frontera (Cádiz). (Se omiten 3 últimos dígitos por medida de seguridad. Serán dados en caso necesario),

 

2. Protección de Datos.

     A efectos de lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), informamos a los usuarios que los datos personales aportados voluntariamente serán guardados en el fichero "CONTACTOS", cuya finalidad es la de que COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO pueda ofrecerles las atenciones religiosas que más se adecuen a sus necesidades y preferencias.

COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO garantiza la seguridad  y confidencialidad de los datos facilitados. De este modo, se compromete al cumplimiento de su obligación de secreto de los datos de carácter personal y de su deber de guardarlos y adoptar todas las medidas necesarias para evitar su alteración, pérdida, tratamiento o uso no autorizado. Por lo tanto, toda la información que nos facilite no será cedida a terceros salvo en los casos que por obligación legal así haya que hacerlo, salvo aquellas que sean de carácter ministerial. 

3. Varios.

     A.- COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO podrá modificar, sin previo aviso, la información contenida en su sitio web, así como su configuración y presentación.

     B.- COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO no mantiene ni mantendrá relación  a efectos extrareligiosos con los usuarios de esta web. Tampoco se hace responsable de la publicidad que pueda aparecer en su página web, sin que haya contado con la previa autorización.

      C.- COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO no comparte, ni se hace responsable de aquellas opiniones o declaraciones que aparezcan en su página web. A todos los efectos, son considerados responsables los autores de las mismas, aunque esta COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO se compromete a corregirlo o eliminarlo tan pronto como le sea requerido por el usuario, siempre que exista irregularidad comprobada o manifiesta. Se excluyen de esta medida los planteamientos bíblicos, doctrinales o de defensa de la fe cristiana. 

      D.- COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO es una Entidad Religiosa sin ánimo de lucro, según Estatutos de la misma , por lo que sus actividades no son realizadas con fines comerciales. La página web está considerada, sólo y exclusivamente, como un medio para difundir -según Estatutos legales- el Evangelio de Jesucristo a todas las personas, según mandato expreso de Jesucristo a su Iglesia.   



Esta página ha sido creada con Jimdo.

Con Jimdo puedes crear tu propia página web de forma gratuita y sin conocimientos previos. Elige un diseño y personaliza tu página en minutos. ¡Y listo!
Registrarse ahora en es.jimdo.com para tener una página web gratuita y ponerse manos a la obra.


IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 669 018 797

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

  LA ABNEGACIÓN QUE DIOS DEMANDA

"Entonces Jesús dijo a sus discípulos:

Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame" . (Mateo 16:24)

 

Todo discípulo de Jesucristo de asumir que si quiere seguir al  Maestro, si decide ir en pos de Él, debe considerar si está dispuesto a afrontar las dos demandas del Señor: negarse a sí mismo y tomar su cruz cada día.  No es una opción voluntaria que hay que meditar, sino una demanda que hay que cumplir como discípulo fiel y verdadero de Jesús. 

Por otro lado, también hay que considerar que la negación de sí mismo es imprescindible para la propia perfección y santidad espiritual. Negarse a sí mismo es negarse a nuestro amor  propio; es dejar de amar la propia vida, los bienes y atracciones de este mundo y la fuerte seducción de la carne y de los sentidos; en definitiva, todo aquello que domina y esclaviza nuestro corazón.   (J.Mª V.M.)

         LA GRAN OCUPACIÓN DEL

                   FIEL MINISTRO

  "La gran obra del ministro, en la que debe radicar su fortaleza de cuerpo y mente, es la predicación. Por flaco y despreciable, o loco (en el mismo sentido en que llamaron a Pablo loco) que pueda parecer, es el gran instrumento que Dios tiene en sus manos por el que los pecadores serán salvos y los santos serán hechos aptos para la gloria. Plugo a Dios , por la locura de la predicación, salvar a los que creen. Fue para ello que nuestro bendito Señor dedicó los años de su propio ministerio. ¡Oh, cuánta honra ha dado Jesús a la obra de la predicación, al predicar Él en las sinagogas, o en el templo, o bien sobre las quietas aguas del mar de Galilea! ¿No hizo Él a este mundo como el campo de su predicación? Esta fue la la gran obra de Pablo  y de todos los apóstoles. Por esto dio el Señor el mandamiento: "Id por todo el mundo y predicad el evangelio". ¡Oh, hermanos, ésta es nuestra gran obra!  Buena obra es visitar a los enfermos, y enseñar a los niños, y vestir a los desnudos. Bueno es también atender el ministerio del diaconado; también lo es escribir o leer libros. Pero la principal y más grande misión es predicar la Palabra. "El púlpito --como dijo Jorge Herbert-- es nuestro gozo y trono." Es  nuestra torre de alerta. Desde aquí hemos de avisar al pueblo. La trompeta de plata nos ha sido concedida. El enemigo nos alcanzará si no predicamos el evangelio.              (Robert M. McCheyne)