1. Datos identificativos.

     En cumplimiento con el deber de información general que, recogido en el artículo 10 de la Ley 34/2002,de 11 de julio de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico, deben ofrecer a los prestadores de servicios de la Sociedad de Información, a continuación se reflejan los siguientes datos: La entidad titular de este website es COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO, con C.I.F. Q 1100H, y dirección en calle Espíritu Santo núm. 6 de Jerez de la Frontera (Cádiz). (Se omiten 3 últimos dígitos por medida de seguridad. Serán dados en caso necesario),

 

2. Protección de Datos.

     A efectos de lo previsto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal (LOPD), informamos a los usuarios que los datos personales aportados voluntariamente serán guardados en el fichero "CONTACTOS", cuya finalidad es la de que COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO pueda ofrecerles las atenciones religiosas que más se adecuen a sus necesidades y preferencias.

COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO garantiza la seguridad  y confidencialidad de los datos facilitados. De este modo, se compromete al cumplimiento de su obligación de secreto de los datos de carácter personal y de su deber de guardarlos y adoptar todas las medidas necesarias para evitar su alteración, pérdida, tratamiento o uso no autorizado. Por lo tanto, toda la información que nos facilite no será cedida a terceros salvo en los casos que por obligación legal así haya que hacerlo, salvo aquellas que sean de carácter ministerial. 

3. Varios.

     A.- COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO podrá modificar, sin previo aviso, la información contenida en su sitio web, así como su configuración y presentación.

     B.- COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO no mantiene ni mantendrá relación  a efectos extrareligiosos con los usuarios de esta web. Tampoco se hace responsable de la publicidad que pueda aparecer en su página web, sin que haya contado con la previa autorización.

      C.- COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO no comparte, ni se hace responsable de aquellas opiniones o declaraciones que aparezcan en su página web. A todos los efectos, son considerados responsables los autores de las mismas, aunque esta COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO se compromete a corregirlo o eliminarlo tan pronto como le sea requerido por el usuario, siempre que exista irregularidad comprobada o manifiesta. Se excluyen de esta medida los planteamientos bíblicos, doctrinales o de defensa de la fe cristiana. 

      D.- COMUNIDAD CRISTIANA EVANGÉLICA EL ALFARERO es una Entidad Religiosa sin ánimo de lucro, según Estatutos de la misma , por lo que sus actividades no son realizadas con fines comerciales. La página web está considerada, sólo y exclusivamente, como un medio para difundir -según Estatutos legales- el Evangelio de Jesucristo a todas las personas, según mandato expreso de Jesucristo a su Iglesia.   



Esta página ha sido creada con Jimdo.

Con Jimdo puedes crear tu propia página web de forma gratuita y sin conocimientos previos. Elige un diseño y personaliza tu página en minutos. ¡Y listo!
Registrarse ahora en es.jimdo.com para tener una página web gratuita y ponerse manos a la obra.


IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 669 018 797

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

     Cree que la sangre del Señor ha             vencido el ataque de Satanás 

¿Cómo pueden los cristianos vencer a Satanás? "Por la sangre del Cordero"      (Apocalipsis  12:11). Por medio de la muerte del Señor Jesús, estamos unidos con Dios. El objetivo primario del ataque satánico es separarnos de Dios. En tanto que estamos con Dios, Satán no tiene manera alguna de dañarnos. ¿Qué es pues lo que nos separa de Dios? Sólo el pecado nos separa, pero la sangre de Jesús, el Hijo de Dios, nos limpia de todos nuestros pecados

Apocalipsis 12:11 nos dice que los hermanos vencieron a Satanás por medio de la sangre del Cordero. Con la purificación de la sangre del Señor Jesús, fuimos hecho uno con Dios. Cuando tenemos conciencia de pecado, el diablo empieza su ataque. Sin esta conciencia el diablo no tiene manera de lanzar su ataque. Gracias a Dios, la sangre del Cordero ha vencido a Satán. Hoy, incluso el más débil de los hijos de Dios puede vencer a Satán, porque cada uno de nosotros tiene la sangre.

Es posible que no tengas muchas otras cosas, pero la sangre la tienes de modo definido y claro. Por medio de la sangre del Señor Jesús puedes de modo natural  declarar que todos tus pecados han sido limpiados. Hoy Dios es tu Dios. Si Dios es por ti, ¿quién puede prevalecer contra ti? Con Dios a tu lado, el diablo no puede atacarte."              (Texto:Watchman Nee/Ilustración: Obra de Rembrandt)

      Llamados a ser consoladores

"Por tanto, si hay alguna consolación en Cristo, si algún consuelo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna miseri-cordia, completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa"                                          (Filipenses 3:1-2)

        Estando sentado en la sala de espera de una clínica privada dedicada a la rehabilitación física de personas con problemas de movilidad, pude constatar algo que impresionó mi corazón en gran manera: los enfermos que allí esperaban su turno, así como los que iban saliendo de las salas de consulta y rehabilitación, se trataban con una ternura y comprensión que llegó a conmover mi corazón. Aquel lugar, aquella situación especial, era como una isla en medio de la cruel indiferencia y frialdad de una sociedad atrofiada en sus sentimientos más primarios. 

Sin gran dificultad, llegué a deducir que aquellas personas estaban dañadas físicamente, pero las propias dificultades físicas, el sufrimiento y el dolor, habían ablandado sus corazones, siendo solidarios con sus compañeros de infortunio, mientras las que estaban fuera del simple cristal de la puerta de entrada a la clínica arrastraban una existencia cauterizada por el egoísmo y la más acentuada dureza de corazón. 

        Hermanos amados,¡cuánto necesita-

mos meditar sobre nuestra actitud y comportamiento hacia los demás hombres que están hechos a la misma imagen y semejanza de Dios como nosotros! 

"Vestíos, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia" (Colosenses 3:12)

¡Que no tengamos que pasar los hijos de Dios por  circunstancias tan amargas y dolorosas como son los daños físicos y la enfermedad,  para que lleguemos  a aprender lo que la Palabra de Dios nos insta y muestra un día tras otro!

( Rodrigo de Sotomayor/ Ilustración: Pierre Subleyras)