Registrada en el Ministerio de Justicia en 1.993. Miembro de la F.E.R.E.D.E. y del C.E.A.A.

     

                    Lema para 2017:

    "...porque es tiempo de buscar a Jehová"                          (Oseas 10:12)

        (Tomado de la Iglesia "Torre Fuerte")     

                         _____________________                He aquí  que como el barro en la mano del                alfarero, así sois vosotros en mi mano" (Jer. 18:6)

    

 

 

El precio real del discipulado

 

El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará” (Mateo 10:37-39).

 

El Señor Jesucristo no se equivoca. Cuando un hombre se da de alta en su servicio, Él le enseña el lado obscuro, le dice que tiene que vivir una vida de abnegación. Si algún hombre no quiere ir al cielo por la vía del Calvario, no puede de ninguna manera pasar. Muchos hombres quieren una religión sin cruz, pero no pueden entrar en el cielo de este modo. Si vamos a ser discípulos de Jesucristo, nos hemos de negar a nosotros mismos, llevar nuestra cruz y seguirle. Por lo tanto sentémonos y calculemos el costo. No crean ustedes que no habrá batallas, porque siguiendo al Nazareno, les esperan muchas batallas. Con todo, si yo tuviera diez mil vidas, a Jesucristo daría cada una de ellas. Los hombres no temen la batalla si están convencidos de que van a obtener la victoria, y gracias a Dios, todos y cada uno de nosotros podemos triunfar si queremos.

 

La razón por la que tantos cristianos fracasan en toda su vida es sencillamente ésta: aprecian demasiado bajo el poderío del enemigo. Mis queridos amigos, ustedes y yo tenemos que contender con un terrible enemigo. Que no les engañe Satanás. A no ser que ustedes estén muertos espiritualmente, habrá guerra. Casi todo lo que nos rodea tiende a alejarnos de Dios. No es solo un paso desde Egipto al trono de Dios. Hay un viaje por el desierto y hay enemigos en la tierra. No crea ningún hombre ni mujer que todo lo que hay que hacer es constituirse miembro de una Iglesia; en esto no se encuentra la salvación. La cuestión es, ¿están ustedes constantemente venciendo al mundo? O de lo contrario, ¿está venciendo el mundo a ustedes?¿Tienen ustedes hoy más paciencia que hace cinco años? ¿Son ustedes más amables? Si no, el mundo les está venciendo, aun cuando sean ustedes miembros de una Iglesia. . . Si ustedes no están venciendo las tentaciones, el mundo les está venciendo. En este caso arrodíllense y pidan a Dios que les ayude. Mis caros amigos, acerquémonos a Dios y pidámosle que nos examine. Supliquémosle que nos despierte y no pensemos que por el hecho de ser miembros de alguna Iglesia, todo está bien. Al contrario todo está mal, sino gozamos de la victoria sobre el pecado. . .

 

Ahora, si vamos a vencer, debemos empezar desde adentro. Dios siempre comienza de adentro. Un enemigo dentro de la fortaleza es mucho más peligroso que uno que está afuera.

La Escritura enseña que en cada creyente hay dos naturalezas luchando una contra otra. Pablo dice en su epístola a los Romanos, capítulo siete, versículos catorce a veintitrés: Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido a sujeción del pecado. Porque lo que hago, no lo entiendo; ni lo que quiero, hago; antes lo que aborrezco, aquello hago. Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena. De manera que ya no obro aquello, sino el pecado que mora en mí. Y yo sé que en mí (es a saber, en mi carne) no mora el bien; porque tengo el querer, mas efectuar el bien no lo alcanzo. Porque yo no hago el bien que quiero; mas el mal que no quiero, ésto hago. Y si hago lo que no quiero, ya no obro yo, sino el pecado que mora en mí. Así que, queriendo yo hacer el bien, hallo esta ley: Que el mal está en mí. Porque según el hombre interior, me deleito en la ley de Dios: Mas veo otra ley en mis miembros que se rebela contra la ley de mi espíritu, y que lleva cautivo a la ley del pecado que está en mis miembros.” También en la epístola a los Gálatas, capítulo cinco, versículo diez y siete, dice: “Porque la carne codicia contra el Espíritu, y el Espíritu contra la carne: y estas cosas se oponen la una a la otra, para que hagáis lo que quisiereis.     (D. L. Moody)   Leer más...

 

 

El gran mandamiento de Jesús que define al genuino cristiano 

 __________________

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros: como yo os he amado, que también os améis unos a otros. En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros” (Juan 13:34:35)

 

¡Qué gran error es pensar que se ama a Dios cuando no amamos al hermano! Por ello, es necesario considerar la respuesta dada por Jesús a un interprete de la ley que le interpela astutamente con el fin de atraparle en una grave herejía: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento” (Mateo 22:37). Este es, según Jesús, el primer mandamiento de la ley de Dios, pero el segundo, que viene incluido en la respuesta de Jesús, es igualmente importante en contenido y semejanza: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (v. 38). Estos, aparentemente, figuran como dos mandamientos, pero en sí es una sola cosa la que el Señor manda en ambos, pues el amor con que recíprocamente se aman los cristianos entre sí podemos entenderlo como el mismo amor con el que Dios desea ser amado por sus hijos. Bien amemos a Dios, o bien amemos a nuestros hermanos en la fe, debemos contemplarlo como el mismo amor proveniente de Dios hacia nuestros corazones; porque de hecho, amamos a Dios en nuestros hermanos y amamos a nuestros hermanos a través de Dios. ¡Cuán grande misterio es éste, el de unir en uno estos dos mandamientos en una unidad indisoluble e indivisible! ¡Qué motivo más maravilloso nos muestra Dios por medio de esta Palabra para inclinarnos a amar a nuestros hermanos!

 

De igual manera, esta es la señal especial y evidente por la cual han de ser conocidos los verdaderos cristianos; los fieles discípulos de Aquel que entregó su vida por aquellos que siendo enemigos fueron atraídos con cuerdas de amor. Por tal motivo, nos equivocamos gravemente al pensar que amamos a Dios cuando en realidad estamos lejos de amar a nuestros hermanos. El apóstol Juan aborda ,de forma similar al evangelista Mateo, tan importante tema: “Os escribo un mandamiento nuevo, que es verdadero en él y en vosotros...el que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas...y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos” (1ª Juan 2:8-9, 11). Todo creyente tiene la certeza de haber nacido de Dios, de haber pasado de las tinieblas a la luz de Dios en algo imposible de imitar: el amor a Dios y a los hermanos. La Palabra sigue declarando: “Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano” (1ª Juan 4:20-21) .   Leer más...

(Texto: Jesús Mª Vázquez Moreno/Ilustración: "El buen samaritano",obra de Pelegri Clavé i R. )

¡Cuánta tristeza produce en nuestros corazones el ver como tantas y tantas almas caminan siguiendo a los guías ciegos hacia el hoyo de la eterna perdición!  Mientras, el siervo de Dios  Sergio Gil  Nebro les predica con autoridad  el Evangelio, mostrándoles el único camino que les puede llevar a la vida eterna: Cristo Jesús. Ellos, como sombras, caminan sin escucharle ni detenerse.

 

28 de noviembre, 389 aniversario del nacimiento del valiente y tenaz testigo del Evangelio y autor de “El progreso del peregrino” , JOHN BUNYAN, "el calderero".

 

TESOROS DIARIOS PARA EL ALMA..

Meditaciones diarias para el alma necesitada

Haga click en: "TESOROS DIARIOS ..."

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 627 137 280

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

     El conocimiento perfecto de Dios

"Los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová, y él considera todas sus veredas" (Proverbios 5:21)

Dios pesa los hechos del hombre. ¡Cuánto debería afectar esto su conducta!  El Salmo 139:2,3 declara: "Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme, has entendido desde lejos mis pensamientos. Mi senda y mi acostarme has rodeado, y estás impuesto en todos mis caminos." Dios conoce y aprecia todo lo que hacemos día tras día, antes que nuestros pensamientos estén completamente formados o que nuestras palabras sean pronunciadas, así como los sentimientos de nuestro corazón, nuestro trabajo y nuestro descanso. El versículo 4 dice: "Aún no está la palabra en mi lengua, y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda".  (William Evans)

                             _____________

Ante este trascendente atributo divino , ¿Somos conscientes los cristianos de la gravedad de nuestros actos ante la mirada escrutadora de Dios?  Si así fuese, nuestro testimonio de vida sería muy diferente al  que en realidad es.

El Señor dice: " Volveos a mí, y yo me volveré a vosotros" (Zacarías 3:7)

        Situación del hombre sin Dios

"El mundo ha vuelto su espalda a Cristo, aunque su nombre es profesado en muchos sitios: sin embargo, no quiere saber nada de El. Todos los designios de la persona mundana son la gratificación del yo. Por más que sus objetivos e intentos sean tan varios como se quiera, todo está subordinado a satisfacer el yo. Ahora bien, los cristianos se hallan en el mundo, y no pueden salir de él; tienen que vivir en él, el tiempo que el Señor les ha indicado. Mientras están en él tienen que ganarse la vida, mantener a sus hijos y a atender a los negocios del mundo. pero se les prohíbe que amen el mundo, en el sentido de que pueda hacerles felices. Su "tesoro" y "porción" se halla en otro sitio.

 

El mundo tiene atractivo para cada uno de los instintos del hombre caído. Contiene miles de objetos que le encantan: atraen su atención, la atención crea deseo y el deseo amor, e insensiblemente, pero de modo seguro, hacen una impresión más y más profunda en su corazón. Tiene la misma fatal influencia en todas las clases. Pero a pesar de ser atractivos los diversos objetos, y todas las ocupaciones y placeres del mundo, están diseñadas y adaptadas ara fomentar la felicidad de esta vida , solamente, por tanto: "¿De qué le aprovechará al hombre si ganare todo el mundo y perdiere su alma?" El cristiano recibe su enseñanza del Espíritu, y al presentarle éste a Cristo en el alma, sus pensamientos son desviados del mundo. De la misma manera que un niño deja caer un objeto sucio o peligroso cuando se le ofrece algo que tiene más interés para él, lo mismo el corazón que está en comunión con Dios dice: "Estimo todas las cosas como pérdidas por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor , pora amor del cual lo he perdido todo y lo tengo por basura, para ganar a Cristo" (Filipenses 3:8). . .  ¿Cómo puedo buscar amistad y placer en aquello  que ha sido condenado por el Hijo de Dios? Si lo hago, al instante esto me identifica con sus enemigos." 

(A. W. Pink)

                           ________________

 

 "¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios. Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios"

 (Santiago 4:4)