Canciones infantiles

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 627 137 280

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

         Una enfermedad contagiosa

 "Afirmad vuestros corazones, por-que la venida del Señor está cerca" 

(Santiago 5:8)

El pueblo de Dios carece en gran medida del temor santo y tierno ante la presencia del Omnipotente y el Hijo ensalzado y glorificado. Innumerables hijos de Dios utilizan y pronuncian el santo Nombre de Jesús con gran ligereza -hasta en las reuniones de oración. Es verdad que se oye repetidas veces frases como: "Oh querido Salvador" o "¡Mi amado Jesús!" (por lo general, no quiero decir nada contra esta invocación), pero se debería hacer la pregunta: ¿Dónde está el amor a Jesús?

El que le ama de verdad, guarda su Palabra. En ello consiste el sincero amor a Jesús. Todo lo demás es hipocresía y abominación para Él. En el culto, uno puede arroparse de sentimientos sublimes y cantar con manos levantadas: "Jesús me es, hoy y eternamente, más precioso que el mundo entero". Y un poco más tarde, uno se irrita a causa de unas cuantas monedas o vanas pequeñeces. ¿Qué es esto? ¿No es una lastimosa hipocresía? ¡Fuera con esta palabrería! No, no me refiero al cántico hermoso que en sí está muy bien. ¡Fuera con la misera-ble vida que se centra en sí misma, y que está en discordia con las bonitas canciones! Hermanos, ¡volvamos a ser tan espirituales como nuestros cánticos!

¿Cómo es posible que tantos que se llaman creyentes lleven una doble vida? No pueden decir en verdad y en todo momento lo que confesó el profeta Elías: "¡Vive Jehová Dios de Israel, en cuya presencia estoy!" (1º Reyes 17:1).

(Autoría desconocida. Publicado en 2001 por la "Christliche Missión")

      Cuestionados por Sodoma

"Sodoma no tenía iglesias. Nosotros tenemos miles. Sodoma no tenía predicadores. Nosotros tenemos miles de miles. Sodoma no tenía escuelas cristianas. Nosotros tenemos por lo menos doscientas cincuenta. Sodoma no tenía reuniones de oración. Nosotros tenemos miles. Sodoma no tenía el evangelio por televisión. Nosotros, como nación, hemos sido bendecidos con programas cristianos. Sodoma no tenía historias del juicio de Dios para advertirle del peligro. Nosotros tenemos tomos y tomos. Sodoma pereció a pesar de todo. América vive hoy sólo por la misericordia de Dios. La única razón por la que no estamos ardiendo en la ira de un Dios santo es su misericordia prolongada."

(Texto: Leonard Ravenhill/ Ilustración: "La salvación de Lot", de Rafael)

No hacer caso del Espíritu Santo

"Habrán oído alguna vez la expresión carne religiosa...¿Qué significa? Expresa simplemente la idea de que nuestra naturaleza humana, nuestra voluntad humana y nuestro esfuerzo humano pueden desarrollar una gran actividad religiosa, y, después de convertidos y de haber recibido el Espíritu Santo, podemos intentar servir a Dios en nuestras propias fuerzas.  Puedo ser muy diligente y estar haciendo mucho, y sin embargo, ser todo más obra de la carne humana que del Espíritu de Dios. ¡Qué grave pensamiento, éste de que el hombre puede, sin darse cuenta de ello, desviarse de la línea del Espíritu Santo a la línea de la carne."

(Tomado del libro "Entrega absoluta". de Andrew Murray (1828-1917)