Canciones infantiles

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 627 137 280

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

Todo el que hace justicia es nacido de El”(1” Juan 2:29)

  

"El hombre que ha nacido de nuevo, o se ha regenerado, es un hombre santo. El busca vivir acorde a la voluntad de Dios, hacer las cosas que agradan a Dios y evitar aquellas que Dios aborrece. El desea mirar continuamente a Cristo como ejemplo a seguir y como su Salvador, y demostrar ser su amigo guardando sus mandamientos. El sabe que no es perfecto. Es consciente de su corrupción inherente. Percibe un principio de maldad dentro de si mismo que lucha constantemente por separarle de la gracia de Dios. Pero el no lo consiente, aunque no puede prevenir su presencia. 

  

Aunque a veces puede sentirse tan despreciable al punto de cuestionarse si en verdad es cristiano o no, aun así será capaz de decir, como John Newton, “no soy lo que debería ser, no soy lo que quiero ser, no soy lo que espero ser en otro mundo; pero aun así no soy lo que fui alguna vez, y por gracia de Dios soy lo que soy”. Que diría el apóstol de usted ¿Ha nacido usted de nuevo?  (Texto: Juan Carlos Ryle/ Ilustración: Obra del pintor noruego  Christian Krogh)

El domingo 1 de marzo de 1981 durmió en el Señor el siervo de Dios Martyn Lloyd-Jones. Se han cumpli-do 34 años desde su muerte. En su recuerdo, incluimos algunas citas tomadas de su libro "La depresión espiritual":



"Solo hay una manera de librarse del ego, y esa es que usted llegara a estar tan absorbido en alguien o en alguna cosa, que no tuviera tiempo de pensar en sí mismo. Gracias a Dios, el Espíritu de Dios hace esto posible. No es solamente "el espíritu de poder", sino que El es también "el espíritu de amor"

(2ª Tim. 1:7). ¿Qué significa?  Significa amor a Dios, amor al gran Dios que ha hecho el camino de redención para nosotros, miserables criaturas, para nosotros que no merecemos sino el infierno. El "nos ha amado con amor eterno" (Jerem. 31:3). Piensa en esto, le dice Pablo a Timoteo, y cuando llegues a absorberte en el amor de Dios, olvidarás todo acerca de ti mismo."

 

"Si usted es culpable de pecado, usted se sentirá desdichado. 'Es duro el camino del transgresor'. Si usted quebranta la Ley de Dios y viola sus reglas, no será feliz. Si usted piensa que puede ser cristiano y ejecuta su propia voluntad, y sigue sus propios gustos y sus disgustos, su vida cristiana va a ser muy miserable."

http://editorialperegrino.com/tienda/desafio/509-depresion-espiritual-9780939125616.html

"Hay momentos que nos dejan ver a Dios en el fondo de un alma, como el sol se puede ver en un espejo o sobre una superficie del agua (2ª Corintios 3:18), pero a condición de que el interior del alma tenga gran pureza y mucha paz (Mateo 5:8; Habacuc 2:20).

Porque como el hálito empaña el espejo, así cada imperfección voluntaria oscurecerá al alma. Al mover mínimamente el agua, ésta se enturbia fácilmente y difumina el resplandor del sol. Así, cada distracción y mirada a lo temporal hace perder en el alma el reflejo de la presencia divina.

Cuando un alma llega a la conclusión -al ver que no hay nada que pueda compararse con Dios- clamará a Él como David: "Jehová, ¿quién como tú?" (Salmo 35:10; 71:19). Pero también en la oscuridad de la mente que piensa que la presencia de Dios se ha retirado de ella, aún así honra a la justicia divina que le ocasionó tales sentimientos. Una persona que está condenada a las galeras por haber ofendido la majestad del rey, con su mismo castigo está honrando de nuevo la dignidad real.

En lo que me queda de vida, mi andadura debe ser en el cielo, esto es, en Dios, porque Dios está en los cielos. Debo morar en Él. Lo que me ordena -en lo temporal y en lo eterno-, esto es lo que tengo que hacer. He sido creado con el fin de contemplarle.

Oh, mi Dios, dame la gracia de haber muerto al mundo, de vivir solamente para ti y que me ocupe únicamente de tus asuntos (Lucas 2:49)."

(Tomado de "Firmes Hasta el Fin", escrito por Johann v. Bernières-Louvigni/Ilustración de www.picturepost.ch/ Hno.Marcel, de Suiza)