Canciones infantiles

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

C/ Espíritu Santo, núm. 6

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 627 137 280

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

"El mundo está demasiado en nosotros, ese es el problema. Estamos demasiado inmersos en nuestros problemas. Necesitamos mirar hacia adelante, anticiparnos, mirar hacia adelante a las glorias eternas que resplandecen a lo lejos. La vida cristiana es un gustar anticipado de los primeros frutos de la gran cosecha que ha de venir

"Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni ha subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman" (1ª Cor. 2:9)."Buscad las cosas de arriba, no las de la tierra" (Col. 3:1). Dése cuenta en la mente y en el corazón de la gloria del lugar al cual está usted yendo. .. "Por tanto,estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano" (1ª Cor. 15:58).

(Tomado del libro "La depresión espiritual", obra del ungido siervo de Dios Martyn Lloyd-Jones que recomendamos)

"Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y persiguen" (Mateo 5:43-44)...Nadie puede practicar lo que nuestro Señor ilustra aquí a no ser que haya concluído con el yo, con su derecho respecto a sí mismo, el derecho a decidir qué ha de hacer, y sobre todo debe concluir con lo que solemos llamar 'los derechos del yo.' En otras palabras, no debemos preocuparnos para nada por nosotros mismos...Una afirmación que el gran George Muller hizo en cierta ocasión acerca de sí mismo parece ilustrar esto muy claramente. Escribe así: 'Hubo un día en que morí, morí completamente, morí a George Muller y a sus opiniones, preferencias, gustos y voluntad; morí al mundo, a su aprobación o crítica; morí a la aprobación o censura de incluso  mis hermanos y amigos; y desde entonces he procurado solamente presentarme como aprobado para Dios.' (Tomado del libro “El Sermón del Monte"/Ilustración: Fragmento de la obra "Reconciliación de Esaú y Jacob", de Peter Paul Rubens)

     Martyn Lloyd-Jones (1899-1981) 

Después de unos días de absoluta e interminable tristeza y trabajo, roto el corazón por dolorosas experiencias no buscadas, sino sobrevenidas por la inescrutable y soberana voluntad del Señor, entré en la ansiada penumbra de mi aposento para encontrar el deseado descanso para mi alma. Allí, en la dulce y consoladora presencia de Jesús, derramé lágrimas contenidas durante horas de doloroso despecho. En el santuario de Dios, como el salmista Asaf, exclamé lleno de paz y gozo: "¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti? Y fuera de ti nada deseo en la tierra” (Salmo 73:25).  Sin tardanza, mi alma experimentó el apacible descanso prometido por el Señor: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar"(Mateo 11:28; Salmo 55:22). Una vez más, el delicado bálsamo de la bendita Palabra de Dios suavizó -amorosa y dulcemente-, las heridas producidas por el firme y fiel testimonio de fe ante aquellos que sólo se alumbran y apacientan  a sí mismos. ¡¡Gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio!! (1ª Timoteo 1:12)" (Rodrigo de Sotomayor)(Ilustración: Obra del pintor suizo Ferdi-

nand Hodler/1853-1918)