Canciones infantiles

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 627 137 280

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

"¿Qué otra cosa sino el cuerpo nos ocupa en cuidados para sí que deberíamos dedicar a las cosas espirituales y celestiales? ¿Qué es lo que quita del corazón de los hombres los placeres celestiales de la fe, la esperanza y el amor, sino los placeres de la carne? Esta nos arrastra al pecado y nos impide que cumplamos nuestro deber. Si no fuera por los intereses y tentaciones carnales, ¡cuánto más inocente y santa sería nuestra vida! No tendría otra cosa de qué ocuparme sino de agradar a Dios y agradarme yo en Él si no fuera por el cuidado que dedico a la vida del cuerpo. ¿En qué se ocuparían mi voluntad y mi amor sino en deleitarse en Dios y en amarle y amar lo suyo si no fuera por el amor al cuerpo y sus intereses? Con ello la mente se ensombrece, los pensamientos se desvían, la voluntad es corrompida, el corazón y el tiempo se vuelven extraños a Dios, nuestra culpa crece, nuestros deseos celestiales y nuestras esperanzas menguan, la vida se vuelve profana y desagradable y la muerte terrible. Dios y las almas están separados y la vida eterna es descuidada."

(Tomado del libro "La esperanza cristiana para la otra vida", obra del ungido siervo de Dios Richard Baxter)

    ¿Cuánto vale tu hermano para ti?

"Entonces uno de los doce, que se llamaba Judas Iscariote, fue a los principales sacerdotes, y les dijo: ¿Qué me queréis dar, y yo os lo entregaré? Y ellos le asignaron treinta piezas de plata. Y desde entonces buscaba oportunidad para entregarle." 

(Mateo 26:14-16)

¿Estás en camino de entregar a tu hermano en la fe? ¿O, posiblemente, ya lo has entregado a sus enemigos? ¿Tan poco vale para ti tu hermano, aquel que fue comprado con la preciosa sangre de Jesucristo? ¡¡Medítalo en tu corazón delante del altar de Dios...y vuelve atrás pronto, ya que te rodean muchos árboles, como a Judas (Mat. 27:5)!! 

"Por la Gracia de Dios y por la sangre de nuestro Redentor, puede el hombre ser perdonado de todos sus pecados por grandes y abominables que fuesen". "El que cree que Dios le perdonará por otra cosa fuera de su Hijo; el que le pide dones del cielo alegando alguna otra causa; el que le pide verdadera paz, verdadera justicia dentro de su ánima, y no pone toda su confianza para alcanzar esto del Hijo, éste no será oído del Padre y peca ." "Señor, acordaos de mí pues que estáis en vuestro reino, no tengo más que alegar para mi justicia, de conocer cuán injusto soy. No tengo más derecho para el remedio sino mi espíritu atribulado y mi corazón afligido...El sacrificio que yo he de menester... es el de vuestra sangre y de vuestra justicia."(Constantino Ponce de la Fuente)

(Recomendamos la lectura completa del libro "La Historia de la Reforma en España en el siglo XVI", de M.K. Van Lennep).  

                 _________________________________

  Dice la Palabra de Dios

"Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. Y él es la propiciación por nuestros pecados." (1ª Juan 2:1-2)