Canciones infantiles

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 627 137 280

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

           La fe en Cristo, único camino

          hacia la libertad del hombre

"Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado...Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdadera-mente libres" (Juan 8:34-36).

 

"La vida humana está cercada por múltiples lazos que la someten y la destruyen. Idolos fuertes y atrayentes que devoran la (exigua) libertad del hombre: propaganda, técnica, dinero, creación de necesidades nunca saciadas, amargura, angustia.

El pasado religioso no le ha servido y ha perdido toda la esperanza en el futuro.

 ¿Es esto cierto? ¿Es posible vivir sin fe, sin la luz que viene de Dios? ¿Tiene el hombre un corazón tan pequeño  capaz de saciarse con las migajas que caen de la mesa de este  mundo? ¿Es posible recorrer el camino sin Palabra, sin la Palabra hecha carne?

Decir no a la esclavitud y sí a la libertad (Cristo) compromete al hombre a una unión más sincera con la Palabra de Dios y a una vida de lucha y esfuerzo por liberar-se de los ídolos de este mundo.

Vivir la libertad verdadera y total sólo en la fe (en Cristo) es posible. Pero esta vida exige desierto, vivir en el mundo pero no para el mundo, pero no para mí, sino para Cristo.  Huir de los ídolos que esclavizan y destruyen."

(Tomado del libro "El riesgo de predicar", de D. Borobio /Ilustración : Foto de galería abovedada tomada en Aranjuez por J.Mª V.M.)

               El corazón que no ora

"Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues que hemos de pedir como conviene no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles" (Romanos 8:26).     

 

La oración es un ejercicio espiritual tan complejo que el santo más maduro fácilmente convendría con lo que dice el apóstol. Vista nuestra propia falta de inclinación a orar ,  y nuestras debilidades, cuando por fin vencemos nuestra desgana, es dos veces bienvenida la seguridad de la ayuda del Espíritu en la oración. Él nos ayudará con las debilidades del cuerpo. El clima difícil, la falta de soledad, la dificultad en concentrarse, el dolor y el malestar físicos --todos los incluye esta empresa divina para ayudar nuestras flaquezas.  El Espíritu de la oración nos ayudará a orar.

La enseñanza uniforme de este glorioso capítulo es que toda desventaja o inhabili-dad de que sufrimos tiene su contrapeso en la obra del Espíritu. Pero una cosa se debe subrayar: No puede hacer en nosotros y por nosotros mas que lo que confiemos que haga. "Conforme a tu fe sea hecho" es un principio de aplicación universal.

Si estamos contentos con seguir con una vida de oración que no satisface y no decidimos confiar en Él para que nos ayude en nuestras flaquezas, estamos poniendo obstáculos a su voluntad. Él hará todo lo que confiemos que haga.

¿Le honramos por confiar en Él comple-tamente?
(Tomado de "Una clínica espiritual", de

J. Oswald Sanders/Ilustración: "El marido enfermo", fragmento de una pintura de Vasily Maximov) 
 ___________________________________      "Perseverar en la oración, velando en ella con acción de gracias" (Col. 4:2) 

"Orando en todo tiempo con toda ora-ción y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos" (Filipenses 6:18)

Los predicadores que se arrodillan delante de Dios por la mañana en oración, se colocan mejor de pie detrás del púlpito por la noche”

                                                              (D. L. MOODY)