Canciones infantiles

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 627 137 280

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 


"Qué hace al cristiano una persona especial? ¿Qué explica su carácter único? ¿Qué le hace hacer más que los demás? Es la idea que tiene del pecado. El cristiano se ha visto completamente sin esperanza y condenado; se ha visto a sí mismo como absolutamente culpable delante de Dios y sin derecho alguno a su amor. Se ha visto a sí mismo como enemigo de Dios y extranjero. Y luego ha visto y entendido acerca de la gracia de Dios en Jesucristo. Ha visto a Dios que envió a su Hijo unigénito al mundo, y no sólo eso, sino hasta la muerte en la cruz por él, el rebelde, el pecador vil y culpable. Dios no le volvió la espalda, fue más allá. El cristiano sabe que todo esto sucedió por él, y ha cambiado toda su actitud respecto a Dios y a los hombres. Ha sido perdonado cuando no lo merecía. ¿Qué derecho tiene, pues, de no perdonar a su enemigo?

               David Martyn Lloyd-Jones

     (Tomado del libro “El Sermón del Monte")

"En la Torre de Constanza (Francia), donde muchos creyentes hugonotes sufrieron y murieron por su fe, todavía hoy puede leerse una palabra impresionante grabada en una piedra: "RESISTEZ" (Resistid). Aquellos héroes de la fe resistieron a pesar de sus sufrimientos y vejaciones  sin límites. Muchos atribuyen a Marie Durand -que estuvo 38 años resistiendo en esa lóbrega prisión- este llamamiento de parte del Señor.

Nosotros, los cristianos que hoy  gozamos de una preciada libertad, deberíamos ser imitadores de esta  perseverancia y fortaleza espiritual que demostraron estos hermanos, porque...¿En verdad resistimos?

     La doctrina de la Justificación,            columna firme de la Reforma         "Nuestro Señor Jesucristo justifica gratuitamente a su pueblo. Todos los esfuerzos de los hombres para salvarse mediante su “religiosidad” resultan vanos. Son pobres gentes que buscan y se afanan en construirse su propia justicia, pero en la mayoría de los casos experimentan que no lo pueden lograr. De ahí que cada vez vayan haciendo más pesada su carga. La “religión vana y caprichosa”, llevada hasta sus últimas consecuencias, desemboca en el “sacrificio de los primogénitos” (Ezq. 20:26), en la ofrenda del todo, en la “entrega de toda la personalidad”, como muchos gustan de decir en nuestros días. Sin embargo, sólo hay un sacrificio para salvación: el sacrificio de Cristo; y sólo hay una cruz que nos pueda ser útil: la cruz de Cristo, su sacrificio por nuestros pecados." (Tomado del libro “Los justos en la Biblia”, de A. Janse) 

"Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo" (Romanos 5:1)

_________________________________________________