La trompeta de plata,

 

instrumento dado por el Señor a su pueblo para convocacion, victoria y fiesta solemne.

 

Jehová habló a Moisés, diciendo: Hazte dos trompetas de plata; de obra de martillo las harás, las cuales te servirán para convocar la congregación, y para hacer mover los campamentos”(Números 10:1-10).

 

Introducción

      A través de toda la historia bíblica, la trompeta ha sido usada para bendición de Israel en diversas circunstancias de su azaroso y difícil caminar como pueblo de Dios. La trompeta simbolizaba la voluntad de Dios expresada de forma audible, mientras que la columna de nube de día y la columna de fuego durante la noche reflejaba la presencia visible de Dios durante el caminar de Israel por el desierto. Cualquiera que visite Roma, a la entrada del Foro romano, podrá ver en el arco conmemorativo levantado por el general Tito tras la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C., unos bajorrelieves describiendo el traslado de la Menorá y varios enseres sagrados. Pero nos llama la atención, especialmente, las figuras de unos sacerdotes que acompañan el extraño cortejo al son vibrante de las trompetas de plata del Templo recién destruido. Ante esto, conviene recordar que ya en los primeros tiempos del Éxodo de Israel tras su salida de Egipto, Moisés recibe de Dios la ordenanza para que se construyesen dos trompetas de plata batida (de obra de martillo), las cuales serían utilizadas para...

           -Convocar a la congregación (Números 10)

             -Hacer mover los campamentos (v. 1,5,6)

             -Salir a la guerra (v. 9)

             -Mostrar la alegría en el Señor (v.9)

             -Conmemorar solemnidades y fiestas (10)

             -Proclamar holocaustos y sacrificios de paz (10)

 

     Las trompetas de plata eran tocadas por los sacerdotes o levitas. Al principio se usaban dos (Números 10:1); a veces, siete (1º Crónicas 15:24); en tiempos del rey Salomón, ciento veinte (2º Crónicas 5:12). En esta última ocasión la trompeta es usada para acompañar a otros instrumentos de música en la dedicación del Templo (2º Crónicas 5:13-14). ¡En aquella solemne ocasión, la gloria de Dios llenó la su casa con su presencia! Más tarde, en tiempos del piadoso rey Ezequías, hijo del impío rey Acaz, el cual había cerrado el Templo de Dios, se vuelven a escuchar los poderosos y solemnes sonidos de las trompetas tocadas por los santificados sacerdotes (2º Crónicas 29:26-30).

 

      A continuación, podemos ver 3 ejemplos donde el uso de la trompeta y su sometimiento a la voluntad de Dios fueron decisivos en las victorias del pueblo de Dios:

 

1.En la guerra de Gedeón contra los madianitas (Jueces 7:16-22)

 

-No vencieron con armas de este mundo, sino con la ayuda poderosa de Dios (v. 22)

-Los israelitas fueron llamados a mirar e imitar a su líder (v. 17-19)

-Tocaron las trompetas que llevaban en sus manos (Palabra de Dios) (v. 20)

-Quebraron los cántaros con las teas encendidas dentro (Espíritu Santo) (v. 20)

-Y se estuvieron firmes cada uno en su puesto (obediencia y fidelidad) (v. 21)

 ¡”No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos”! (Zacarías 4:6)

 

2.Avanzando imparables frente a las más poderosas murallas 

(Josué 6)

-Josué, siervo de Jehová, quebrantó su corazón postrado en tierra delante de Señor (Josué 5:14)

-Jericó, la conquista del cristiano, estaba cerrada, bien cerrada, ante nuestros esfuerzos (Josué 6:1)

-Más Jehová entrega toda ciudad amurallada en manos de su pueblo (v. 2)

-La condición exigida es hacer las cosas según el plan perfecto de Dios (v. 3-5)

-Así deben hacerlo, y así lo hacen por fe en la Palabra de Dios (v. 8-20)

-Sólo con la presencia del arca de Dios delante de su pueblo fue, y es, posible la victoria (v. 8-9).

 

                                                                                 Siguiente...2

                                  (Arco de Tito, en Roma)                          

IGLESIA EVANGÉLICA EL

ALFARERO.COM

Avda. Blas Infante, núm. 37

Jerez de la Frontera (Cádiz)

Móvil: 627 137 280

"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2ª Timoteo 3:16)

   Solo la Fe

  Solo la Gracia

  Solo Cristo

  Solo la Escritura

  Solo a Dios gloria 

           ¿Qué es realmente la

                     conversión?

"...quien nos salvó y llamó con llamamien-

to santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos" (2ª Timoteo 1:9).

 

La conversión es un acto de la soberanía de Dios, que vuelve al hombre en arrepentimiento y fe, en una conciencia de pecado, necesidad y perdición, confiando en la promesa divina en Cristo de nueva vida. Es, pues, el Espíritu Santo quien despierta en el alma humana esa necesidad, guía y persuade al hombre a que se entregue a Cristo, y confíe exclusivamente en la obra redentora del Hijo de Dios para salvación (Hechos 13:48).

 

El medio que Dios emplea normalmente es la predicación de su Palabra (1ª Corintios 1:21; Romanos 10:17), que nos muestra cómo Dios entrega a sus elegidos a Cristo, el Hijo eterno, para ser redimidos con su propia sangre, justificados por su gracia (sin mérito ni cooperación alguna por nuestra parte), conducidos finalmente hasta su gloria (Juan 17:2,9,12,24).


La conversión es algo sobrecogedor, aunque haya perdido ese efecto para tantos que la representan como algo fácil, reducida a un simple método, en una o cuatro “leyes”.

El Espíritu Santo conduce un alma a Dios en un proceso muchas veces largo y angustioso, incomprensible y sorprendente para nuestras pobres mentes humanas.

(Texto: Pastor José de Segovia Barrón-"Nueva Reforma"/ Ilustración: Obra de Vincent Van Gogh)

     Los beneficios del culto familiar

 "Los beneficios y las bendiciones del culto familiar son incalculables. Primero, el culto familiar evita muchos pecados. Maravilla el alma, comunica un sentido de la majestad y autoridad de Dios, presenta verdades solemnes a la mente, brinda beneficios de Dios sobre el hogar...Un antiguo escritor bien dijo: "Una familia sin oración es como una casa sin techo, abierta y expuesta a todas las tormentas  del cielo". Todas nuestras comodidades domésticas y las misericordias temporales que tenemos proceden del amor y la bondad del Señor, y lo mejor que podemos hacer para correspon-

derle es reconocer con agradecimiento, juntos, su bondad para con nosotros como familia. Las excusas para no cumplir este sagrado deber son inútiles

y carecen de valor. ¿De qué nos valdrá decir, cuando rindamos cuentas ante Dios por la mayordomía de nuestra familia, que no teníamos tiempo ya que trabajábamos sin parar desde la mañana hasta la noche?. Cuanto más urgentes son nuestros deberes temporales, más grande es nuestra necesidad de buscar socorro espiritual."

(Ilustración: Lutero alabando al Señor en su hogar junto a su familia /Tema: Artículo de A.W.Pink, tomado de "Portavoz de la Gracia")

     Dios es inmensamente generoso 

"Dios es tan generoso que permite que puedas llamar "mío" a todo lo que es suyo: mi casa, mi esposa (mis hijos), mi dinero..."Dios (...) nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos..." (1ª Tim. 6:17). ¡Es tan generoso que lo es hasta con los incrédulos, aunque no le den las gracias, y vivan pensando que todo es suyo por mérito propio! Dios es quien "hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos" (Mat. 5:45).

Hemos de ser agradecidos a Dios por tantas cosas, y decir con el salmista: "Bendice, alma mí, a Jehová, y bendiga mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, a Jehová, y no olvides ninguno de sus beneficios" (Sal. 103:1-2). ¡Todo lo que tienes se lo debes a Dios! ¡En realidad todo lo tuyo es suyo! Sin embargo, lo deja todo a tu cuidado, como el amo que sale de viaje y encarga a su mayordomo que se ocupe de su mansión, permitiéndole vivir en ella con total libertad."

(Texto: David Barceló/ Ilustración: Obra del pintor inglés Thomas Kennigton)